Follow Us

Bautizar cepas para evitar su extinción

Bautizar cepas para evitar su extinción

Una bodega de Aranda de Duero ha lanzado una campaña colaborativa para salvar variedades de uva minoritarias en peligro de extinción con la idea de bautizar a cada cepa con el nombre de quienes deseen colaborar

Una bodega de Aranda de Duero ha lanzado una campaña colaborativa para salvar variedades de uva minoritarias en peligro de extinción con la idea de bautizar a cada cepa con el nombre de quienes deseen colaborar.

La bodega Territorio Luthier, inmersa desde hace años en un proyecto de investigación con el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACYL), está plantando una viña de 1.800 cepas de cuatro variedades en riesgo de desaparecer: mandon, jeromo, gajoarroba y puesta en cruz.

Para financiar el proyecto ha puesto en marcha la campaña #pontunombreaunacepa y pide a los futuros benefactores que se comprometan a comprar una serie de packs de vino que han preparado.

«Tenemos las plantas encargadas y la tierra preparada, pero con esta difícil situación actual necesitamos ayuda para financiar y terminar este proyecto, porque ahora lógicamente nuestras ventas de vino han descendido y tampoco podemos recibir visitas a la bodega«, han explicado a Efe Cristina Alonso y Fernando Ortiz, socios de Territorio Luthier.

A cambio de ese apoyo, cada colaborador obtendrá un certificado de su cepa, se le mantendrá informado del desarrollo del viñedo, que puede visitar e incluso cuidar y dentro de unos años degustará en exclusiva un vino único elaborado con variedades casi extinguidas.

Según los datos aportados por Territorio Luthier, actualmente en España sólo el 5% del vino que se produce es de variedades minoritarias y muchas de ellas se encuentran en vías de desaparición.

En los últimos 50 años se han ido abandonando por su baja productividad a favor de variedades en muchos casos importadas; en la actualidad su supervivencia depende de su uso para la producción y comercialización de vinos.