Follow Us

Lerma: Una visita obligada

Lerma: Una visita obligada

Una de los pueblos de Castilla y León más populares es, sin duda, Lerma, con una gran riqueza patrimonial que sobradamente justifica una excursión para descubrirla.

Cuando visites Lerma encontrarás un núcleo histórico con un gran patrimonio reflejo de esa época de pujanza.

El núcleo histórico de Lerma se extiende sobre las laderas de una colina y aún conserva algunos rincones del primitivo recinto medieval, como la antigua plaza de la Villa, con sus soportales, o el Arco de la Cárcel, puerta principal de entrada por la que fuera su muralla.

No lejos tienes el puente medieval y la Ermita del Humilladero, la única que se conserva de la época del Duque de Lerma.

Plaza Mayor porticada de Lerma

Pero el eje central de la actual Lerma es el que parte de su enorme plaza Mayor.

En origen totalmente porticada, es una de las plazas más grandes de España, y cuando mejor se aprecia su verdadera dimensión es en aquellos días que permanece libre de vehículos.

Ahí encuentras el edificio del antiguo palacio Ducal, construido en 1617 en estilo herreriano en el lugar que ocupaba el antiguo castillo medieval.

En la actualidad el palacio Ducal es la sede de un parador nacional de Lerma, el cual te aconsejo al menos visitar para tomarte un café en uno de los sillones de su enorme claustro interior, buena forma de reposar la seguro contundente comida que habrás degustado.

Convento de San Blas en Lerma

En una plaza contigua se sitúa el Convento de San Blas, de 1627, en la actualidad habitado por monjas dominicas, y donde se conserva un gran relicario.

Colegiata de San Pedro en Lerma

Tu paseo por Lerma te debe conducir desde la plaza Mayor hasta la Colegiata de San Pedro.

Ese recorrido, desde el palacio Ducal, lo hacían los reyes y el Duque de Lerma a través de un túnel conocido como el Pasadizo Ducal, el cual se puede visitar en la actualidad.

La citada Colegiata de San Pedro fue construida en la misma época, principios del siglo XVII, y en su interior podrás ver una planta de tres naves con girola y un crucero.

Durante la visita te llamarán la atención el retablo original y, sobre todo, el sepulcro en bronce de Cristobal de Rojas y Sandoval, así como los dos órganos de 1616.

Por su parte, en la sacristía de la colegiata podrás ver una enorme mesa de mármol taraceada regalo del Papa, la cual el duque ocultaba al rey cuando iba a Lerma.

Plaza de Santa Clara en Lerma

Otro rincón destacado en tu visita de Lerma, junto a la colegiata, es la plaza de Santa Clara, con el sepulcro del famoso guerrillero de la Guerra de la Independencia conocido como el cura Merino.

Junto a la plaza se abre el mirador de los Arcos, desde donde tienes las mejores vistas panorámicas de la vega del río Arlanza.

Finalmente a destacar el monasterio de la Ascensión, de 1610, que fuera el primer convento fundado en Lerma por los duques de Uceda, y donde en la actualidad residen monjas franciscanas clarisas.