Follow Us

Que ver en Frías en 1 día

Que ver en Frías en 1 día

El pueblo de Frías es considerado por muchos como uno de los pueblos más bonitos de España. Es un auténtico pueblo con encanto, con sus casas manteniendo la estética del pasado y el antiguo Castillo de los Duques de Frías sobresaliendo por encima del pueblo. Además, su núcleo urbano está declarado Conjunto Histórico Artístico. Hay varios lugares interesantes que ver en Frías aunque es realmente pequeño y no vive casi nadie aquí, valiéndose solo del turismo.

Bañado por las orillas del río Ebro, se alza en una colina que corona su majestuoso Castillo y la Iglesia de San Vicente. Frías tiene mucha historia desde la época romana como demuestra su puente romano, pero la estructura del pueblo es claramente medieval, considerado como Conjunto Histórico Artístico.

El pequeño pueblo de Frías es peatonal con sus cuestas y calles empedradas. Su calle principal es la calle del Mercado, por donde se suele entrar tras aparcar en Frías en el parking principal a las afueras. Recorrer esta calle te hace recordar épocas medievales, con la alta torre del Castillo justo encima, y varias cafeterías y restaurantes donde comer y tomar algo.

La calle del Mercado termina en la Plaza del Ayuntamiento junto a la Parroquia de San Vicente. Si a medio camino, antes de comenzar la subida cogemos a mano derecha la calle Cuesta bajamos directos a la parte baja de Frías. La calle del Horno y la calle la Candonga son paralelas a la calle del Mercado, en la parte más abajo del pueblo, pero aquí son todo casas, ya que las tiendas y restaurantes se ubican casi en la totalidad en la calle del Mercado. Por el resto de calles es interesante pasear por ver sus casas y las vistas hacia el Castillo desde diferentes ángulos, pero si no hay demasiado tiempo, la calle imprescindible que visitar en Frías es la calle del Mercado.


Castillo de Frías

El Castillo de los Duques de Frías data del siglo X y es una fortificación con claro enclave estratégico. Se erige en lo alto de un peñón y es una visita imprescindible. Se llega subiendo por la calle del Mercado, tras pasar la plaza del Ayuntamiento y la Iglesia de San Vicente, o bien desde el parking por unas escaleras. Es mejor subir por el pueblo y bajar por las escaleras, para hacer la visita más amena, ya que la subida directa desde el parking son bastantes escaleras y no ves el precioso camino por el centro de Frías.


Casas colgadas de Frías

El pueblo se asienta sobre una gran roca llamada la Muela, que es donde están construidas las casas colgadas. Si conocéis las famosas casas colgadas de Cuenca os haréis una idea, pues parece que están en el propio precipicio. Se encuentran en la parte sur del pueblo. Se pueden ver desde muchas partes de Frías. Una forma muy fácil es en la calle del Mercado girar a la derecha y bajar por la calle Cuesta (que casualmente es una buena cuesta) y aquí se pueden apreciar las casas. También desde el propio Castillo o desde la parte más baja de Frías. Hay un mirador específico para ver las casas justo de lateral, está junto a la Iglesia de San Vicente Mártir.

Cuanto más se descienda por las calles de Frías, más y mejor podremos contemplas las casas colgadas y la torre del Castillo de Frías. Muy bonitas fotos desde la parte de abajo, pero acordaros que supone que luego hay que volver a subir arriba, y el pueblo tienen bastantes cuestas.


Puente medieval de Frías

Probablemente el monumento más antiguo del pueblo, es el puente medieval de Frías. Data de la época romana, pero fue reconstruido varias veces en la época medieval. Consta de 9 arcos y tiene unos 145 metros de largo. Desde aquí se tienen una bonitas vistas hacía el pueblo, pero sobre todo el ineterés está en poder cruzar andando el propio puente que cruza el río Ebro.

que ver en frias

Se puede aparcar aquí, ya que hay un pequeño parking junto al puente, un parque para pasear tranquilo junto al río y un restaurante. Que no se os olvide parar a ver el puente al salir (o al entrar) en Frías, pues está a 1km del parking del castillo y hay que ir en coche.