Follow Us

Tierra de guisos, pucheros y productos autóctonos de calidad

Tierra de guisos, pucheros y productos autóctonos de calidad

La situación de Burgos como ciudad de paso entre la costa y el interior la convierte en privilegiada receptora de todo tipo de excelentes materias primas, tanto procedentes del mar Cantábrico como de la meseta castellana. Los campos que rodean a Burgos son asimismo buena fuente de excelentes hortalizas, pero también de setas en otoño y primavera y de muchas variedades de caza. Por eso, quienes estén dispuestos a disfrutar de la gastronomía burgalesa encontrarán en las mesas de la ciudad una gran variedad de preparaciones y recetas, todas ellas a base de productos de primer orden. Las frías temperaturas que caracterizan los inviernos burgaleses han hecho que se desarrolle un amplio recetario de ollas, guisos y pucheros.

Olla Podrida

Olla podrida Burgos

La olla Podrida – conocida en la Edad Media como olla poderosa o de los poderosos–  es uno de los platos típicos de la provincia de Burgos más representativo y una de las grandes especialidades de la gastronomía española. Un plato consumido principalmente en invierno por su elevado contenido calórico.

Se trata de un guiso cuyo ingrediente principal son las alubias rojas, que se cocinan en una olla de barro junto a varios ingredientes cárnicos, como morcilla de arroz, costilla, chorizo, panceta, oreja y morro de cerdo. Como podemos ver, es un plato fuerte, apropiado para combatir el frío que suele imperar en estas tierras durante el invierno.


Morcilla de Burgos

De entre los diversos embutidos que se elaboran en la provincia de Burgos, uno de los más destacables es su morcilla, uno de los más típicos productos pertenecientes a la gastronomía burgalense. Se hace con sangre de cerdo y arroz, ingredientes a los cuales se les añade manteca de cerdo, cebolla, pimentón, pimienta, sal y algunas especies, como el orégano.


Lechazo

Si bien el lechazo es conocido y elaborado en no pocas regiones de España, en Burgos, este plato es más que una simple elaboración, es todo un símbolo de gran reputación que encuentra en los habitantes de Lerma, Aranda o La Bureba un gran sentido de tradición. La oveja, específicamente de la raza churra, fue un animal de gran provecho en los siglos anteriores, y en el caso del lechal (crías que se alimentan exclusivamente de la leche materna), representa una delicia al paladar que suele degustarse en los meses de la primavera (ya que la oveja se alimenta de nuevos pastos y esto aporta un sabor distintivo a la carne). Para preparar este plato, se utiliza generalmente una cazuela de barro con cuartos de carne troceada, colocándose en un horno de leña y acompañándose luego con torta de aceite o pan de hogaza, ensalada y una copa de vino. 


El Postre del Abuelo

Un postre de Burgos de lo más saludable, sencillo y exquisito. El gran protagonista del Postre del Abuelo es el queso fresco de Burgos, uno de los quesos más conocido en todo el mundo y consumido en España elaborado con cuajo animal y leche de oveja, de vaca o ambas.  Se acompaña con una fina capa de miel y nueces frescas peladas. En otros lugares podrás encontrarlo con membrillo.