Follow Us

Visitamos Oña

Visitamos Oña

Este pequeño pueblo pertenece, junto a Frías y Poza de la Sal, a la Mancomunidad Raíces de Castilla. La historia de este lugar está estrechamente ligada al nacimiento del Reino de Castilla. En el imponente Monasterio de San Salvador, sin duda alguna el principal edificio que visitar en Oña, están enterrados importantes nobles y personajes pertenecientes a la realeza castellana. Todos los años durante el mes de agosto se celebra el Cronicón de Oña. Se trata de una representación teatral sobre la fundación, en 1011, del monasterio de San Salvador.

Oña se encuentra ubicada a orillas del río Oca y a los pies de los montes Obarenes. A pesar de ser un pueblo muy pequeño, cuenta con un centro histórico muy cuidado. La mejor manera de visitar Oña es caminar por sus calles de origen medieval, hasta llegar a la Plaza del Ayuntamiento, alrededor de la cual se encuentran los principales edificios. El edificio de ayuntamiento, la Torre de San Juan, que alberga en su interior el Museo de la resina, la Iglesia de San Juan Bautista y el imponente Monasterio de San Salvador se encuentran en esta plaza. Además de varias terrazas, bares y negocios. La calle Barruso, donde se encontraba la antigua judería, conserva varias construcciones medievales.

Visitar el Museo de la Resina de Oña

Es el principal museo que ver en Oña. Se encuentra situado en el interior de la antigua Torre de San Juan y junto a la plaza del ayuntamiento. En las cuatro salas con las que cuenta el museo se explica la historia de la resina y del antiguo oficio, ya desaparecido, del resinero. Una de las cosas imprescindibles que te recomendamos hacer en Oña es subir a la última planta del museo. En ella, además de ver una maqueta de la villa, podrás disfrutar de unas excelentes vistas de 360º de todo Oña.